TRES AÑOS VIVIENDO EN LA CALLE

Empezaré redactando el proceso desde que mi vida era estable hasta que, poco a poco, se fué desestabilizando hasta el punto de verme en situación de calle.

Como he comentado mi vida giraba entorno a mi casa y mi pareja. Durante los diecisiete años que duró esta relación tuvimos nuestros altibajos como todas las parejas y pese a ello siempre estuvimos juntos.

El calvario para nosotros empezó cuando a Leo, que así es como se llamaba, le diagnosticaron cirrosis en el hígado. Pese a su esfuerzo, que no fue poco, y el de sus médicos, veía como poco a poco y día a día se iba muriendo y su cuerpo se transformaba por la enfermedad. Tanto él como yo, sabíamos que si no salía algún tratamiento no había nada que hacer.

Por otra parte, los médicos nos dieron la oportunidad de que entrara en el programa de trasplante de hígado, creando en nosotros una nueva y única esperanza y decidimos aceptar. Leo estuvo cuatro veces en quirófano para trasplante, pero por desgracia no era compatible en ninguna de las oportunidades, hasta que su cuerpo no aguantó y falleció. Yo dependía económicamente de la familia de él y cuando falleció quedé sin ingresos, sin trabajo y sin ningún tipo de ayuda. A consecuencia de esto, no pude pagar el piso de alquiler en el que estaba y me echaron de él.

Pasé de la noche a la mañana de tener un hogar a verme en la calle. Asique, allí estaba yo sola, sin apoyo ninguno, ni un céntimo para poder seguir. Así, es como me vi en la calle.

Estos tres años que me ha tocado vivir en la calle, han sido los peores de mi vida. He pasado hambre, frío y desesperación, pues te ves en situaciones que como mujer que soy estaba en peligro.

Asique como experiencia personal en la calle, me ha servido para hacerme más fuerte personalmente y a seguir luchando por lo que verdaderamente quiero para mi vida sin desfallecer. Acogerme a las herramientas que me están ofreciendo el equipo del CAI y buscar apoyo en los momentos de flaqueza y no sepa como salir de ello, para que me alumbren en el camino que acabo de comenzar sola; con la esperanza de alcanzar mis objetivos marcados y ser una persona íntegra uy honesta conmigo misma.

Texto: AVE FENIX

Ilustración: VALEN21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.