EN ESTOS MOMENTOS DE MI VIDA…

Ilustración: Valen20

 En estos momentos de mi vida, no quiero casi nada. tan sólo tener la oportunidad de sentir la ternura de un amor (aunque lo vea como un imposible) y la compañía de mis pocos amigos. Unas carcajadas, el disfrute de una buena cerveza o un buen vino en compañía, y las ganas de un beso encontrado cuando el día se despide mientras nos arropamos en el mismo lecho y la luna nos dice…!! Hola !!.

Recordar en bellas imágenes a aquellos a los que ya no puedo visionar cuando me abandono a los deseos de Morfeo y  mis brazos estrujan mi almohada como si  estuviera dándoles un abrazos a todos y cada uno de ellos. Echándolos de menos porque tuve la suerte de compartir con ellos frustraciones y alegrías o por haberlos tenido a mi lado.

Tener la suerte de seguir teniendo la compañía de mis arboles. Esos a los que visito un día si y otro también mientras aprovecho la compañía de palomas,patos y gansos que no paran de disfrutar de sus baños veraniegos en el parque de Fofó.

Por lo demás, seguir actuando igual. Ser tan humilde como para disfrutar de la experiencia ya vivida. De haber tenido como lecho un frío suelo mientras ocultaba mi realidad a los humanos y a la vez tan valiente como para sentirme afortunado de tener como techo un abanico inmenso de estrellas brillando en un océano de oscuridad.

Seguir comiendo mis papas arrugas con mojo picón acompañadas de un pizco de ron miel mientras observo las cara de incredulidad de aquellos que por la lejanía desconocen las costumbres canarias.También quiero seguir manteniendo la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto desde hace años todo el precio que haya que pagar. 

Seguir teniendo la serenidad para seguir sobrellevando el dolor que me provoca la incomprensión de aquellos a los que me une algo más que un simple beso o un caluroso abrazo, mientras disfruto de cada una de sus victorias o alegrías.

No dejar que algo o alguien me rompa la capacidad de sorpresa.De no dejar de llorar por nada, de tapar mis sentimientos a aquellos que se aprovechan como si una debilidad fuera de que mi cara sea fiel espejo de mi currada alma.

Y que cuando llegue el día de despedirme de éste maravilloso mundo tener la suerte de hacerlo en soledad, la misma que me ha acompañado, la misma que nunca me ha defraudado, la misma que me ha sido tan fiel que ni estando en compañía ha dejado de estar ahí, entre bambalinas, en la esquina más lejana del atrio, esa dónde no llega luz alguna. Esa, que hasta a mi sombra le hace compañía.»

Texto: JLA
Ilustración: Valen20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.