Archivo de la categoría: noticias de la RED y de las entidades

EL ÚLTIMO DE LA FILA

Está claro que hoy día tener una vivienda no es un derecho, es un lujo. Esto lo tenemos cada día más claro las entidades que trabajamos con población vulnerable o en exclusión social.

Cada día me siento más orgullosa de pertenecer a un tejido asociativo preocupado por los más débiles, los marginados, los últimos de la fila, … o los primeros de las “filas del hambre”.

Pertenezco a una asociación llamada Secretariado Diocesano de Migraciones Asti-Alicante, una asociación formada por un equipo sensible, cercano y muy profesional que trabaja día a día con los “últimos de la fila”.

Entre todos nuestros proyectos, tenemos uno muy especial dirigido a mujeres embarazadas o madres y sus familias que se encuentran en situación de calle o en situación muy vulnerable y que necesitan un “respiro” para reorganizar su vida, su familia y sus emociones.

Apoyamos en el momento del embarazo, parto y puerperio. Le acompañamos y asesoramos para que su inserción sociolaboral sea lo antes posible.

Nuestra vivienda es sólo para unos meses, pero somos conscientes que es muy poco tiempo ya que no sólo hay que ampliar redes y buscar un trabajo, …. ¡hay que encontrar una vivienda digna! donde poder criar a los hijos, y con los requisitos que pide el mercado inmobiliario (nómina de 1000€, contrato mínimo de un año, fianza, etc.) resulta Misión Imposible.

Es necesario dotar a esta ciudad de más viviendas sociales para que todas las personas puedan disfrutar de una vivienda digna y adecuada.

Vanessa de la Cueva Carabine

Trabajadora social

Asti-Alicante

SONREÍR, AUNQUE LLORE EN EL ALMA.

En nuestra Asociación ACOMAR acuden diariamente un promedio de unas 160 a 170 personas necesitadas en busca de su bolsa de alimentación, con una sonrisa esperanzadora dibujada en sus rostros, aunque sus almas lloran desconsoladamente por sus situaciones particulares y familiares. Y es ahí donde pretendemos llegar entre todos los voluntarios y voluntarias de ACOMAR.

Es necesaria la comida, el techo, la ropa o la higiene, pero queremos llegar hasta las “heridas” más internas para poder alcanzar la raíz que ata a esa persona a la pobreza. Hay desempleo, enfermedad mental, falta de apoyo social, prostitución, adicciones, familias extremadamente vulnerables, personas migrantes… Un sinfín de situaciones que llevan a las personas necesitadas a tocar nuestra puerta diariamente. Llegar hasta la raíz de la pobreza no es fácil ni tampoco se llega rápido. Se necesita una dedicación diaria y constante, transmitiéndole a la persona sentimientos tan profundos pero a la vez tan bonitos como son la ternura, el cariño, la comprensión, la paciencia, el diálogo, la escucha… Todo se centra en una palabra, amar a la persona. De esta forma la persona se abre y habla con claridad sobre su situación personal, lo que nos permite comenzar un proceso hacia su recuperación.  Debemos tener en cuenta que para rehacer a la persona debe ser desde dentro hacia fuera, ese es el proceso integral que realizamos.

En ACOMAR este testimonio está permanentemente en nuestras vidas, desde voluntarios hasta las personas que atendemos y acogemos. Todas ellas sacan fuerzas de lo más recóndito de su corazón para estar unidas en este proceso hacia una vida más digna para el pobre. Juntos y unidos podremos hacer de este mundo, un mundo mejor. Tan solo hay que empezar compartiendo tu amor hacia los demás. 

Salvador Silva (Presidente y Fundador de ACOMAR)

Nuria Martínez (Psicóloga).

Nuevo proyecto: Exclusión residencial

¡Volvemos a darle vida al foro con una buena noticia!

Desde Convive Fundación Cepaim miembros de REAPSHA presentamos un nuevo proyecto para colaborar con las personas en riesgo de exclusión residencial.

El principal objetivo del programa es el desarrollo integral de las personas que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad o exclusión residencial en nuestra ciudad y para conseguirlo se están llevando a cabo diferentes tipos de intervenciones que buscan favorecer el acceso y/o la permanencia en las viviendas a las personas con mayores dificultades.

La experiencia y la evidencia empírica han demostrado que contar con una vivienda adecuada resulta indispensable para poder salir de la pobreza, un requisito. Mediante el desarrollo de un amplio abanico de actividades y orientaciones encaminadas a capacitar a las personas en situación de vulnerabilidad residencial, promoveremos que estas personas puedan acceder a todos los recursos disponibles para poder permanecer en sus viviendas en unas condiciones adecuadas de seguridad y habitabilidad.

Las actividades contempladas en el programa son muy variadas y van desde la realización de talleres grupales para la solicitud de ayudas públicas relacionadas con el pago de alquileres o suministros y todos los trámites que ello conlleva. Al igual que se propone una atención individualiza donde seguir un itinerario de cada caso y establecer objetivos de inserción.

El programa también contempla que, en otras situaciones, las viviendas de los beneficiarios no reúnan los requisitos necesarios para su habitabilidad o la permanencia en las mismas resulte imposible, en estas situaciones también se les proporcionará apoyo para que puedan obtener una alternativa habitacional adecuada a sus necesidades socio familiares colaborando en la tramitación y acceso a los recursos necesarios.

Toda esta intervención se establece desde un itinerario de inserción delimitado por el técnico de referencia que realiza el seguimiento de las actuaciones valorando en todo momento su continuidad o modificaciones pertinentes para la adecuación efectiva del programa a las características de los beneficiarios y en función de las situaciones que vayan surgiendo a lo largo de la intervención. Por todo ello nos parece muy importante dar difusión a esta iniciativa e invitar a las personas que puedan estar en este tipo de situación a que contacten con nosotros para poder ser informadas e incluirles en nuestro proyecto

Verónica Mora – Técnico de Red de Vivienda Solidaria y Exclusión Residencia (Convive – Fundación Cepaim)