Machismo y sinhogarismo: la desigualdad brutal que ni siquiera el feminismo ve

Fuente: Cuartopoder 23julio2018

Ellas tienen una estrategia: la invisibilidad. Esconde

rse es su superviviencia y su condena. So

n la X de una ecuación que nadie parece tener interés en resolver: las mujeres sufren más pobreza, más precariedad, reinan en la economía sumergida e, incluso, tienen de media pensiones más bajas. Sin embargo, a la hora de revisar las pocas estadísticas que hay sobre las personas sin hogar, la población femenina solo representa el 19,6% de los ciudadanos que viven en la calle, 22.938 en total, según la Encuesta a las personas sin hogar del 2012, un último gran sondeo realizado antes de que la crisis se cronificara en los hogares. Hoy las entidades calculan que la cifra puede ascender a 40.000 personas, ¿dónde están entonces las mujeres más vulnerables?

“Las mujeres hacen lo que sea antes de quedarse en la calle“. Es la respuesta común de todas las fuentes consultadas. No hay cifras que lo avalen, pero así lo atestiguan las personas que han sufrido sinhogarismo y los profesionales de la asociación Realidades. Ese “lo que sea” puede referirse a pedir ayuda a familiares, trabajar de interna en una casa por cualquier salario, aguantar en una relación tóxica o violenta o prostituirse. Lo que sea. Ese temor a dormir a la intemperie tiene una raíz profunda que todas las mujeres comparten: ese miedo a ir por la calle de noche, a ser agredida. Ese sentimiento de indefensión se multiplica cuando sospechan que no hay hogar al que caminar y que además de transitar por avenidas o callejones tienen que dormir en ellos. “Sabes que vas a sufrir violencia por el simple hecho de ser mujer. Es un instinto que tenemos todas y que nos inculcan desde chiquititas. Por eso, antes de llegar a esa situación, te escondes”, explica Ángela, que prefiere utilizar un nombre ficticio. (Leer artículo completo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.