Experiencias de atención psiquiátrica en calle a personas sin hogar

Fuente: El Confidencial 24 junio 2019

Hace unos años, mientras hacía el camino de Santiago, María Victoria Ortega reconoció a otro peregrino. Vivía cerca de su casa, en Málaga. Más concretamente, debajo de un puente que hay en El Palo, tradicional barrio marinero de la capital de la Costa del Sol.

El hombre los acompañó durante parte del peregrinaje, que no hacía por asueto. «En verano se iba al norte haciendo el camino y el invierno lo pasaba en Málaga«, explica Ortega. «Estuvimos unos días caminando junto a él y fue contando historias, fue una experiencia muy enriquecedora».Entre otras cosas, les reprochó que viajaban con demasiado equipaje.

Probablemente, para cualquiera de nosotros esta persona habría resultado invisible, porque tal es la capacidad —o la maldición— de los ‘homeless’. Llaman la atención al primer golpe de vista, pero al segundo empiezan a diluirse en el paisaje urbano hasta desaparecer entre papeleras y carteles a medio descolgar. (Leer artículo completo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.