Archivo de la categoría: noticias de la RED y de las entidades

Fundación Salud y Comunidad, empoderando a familias en situación de exclusión residencial: programa de la economía doméstica 2020

FUNDACIÓN SALUD Y COMUNIDAD, EMPODERANDO A FAMILIAS

Fundación Salud y Comunidad, en la provincia de Alicante, desarrolla, desde el año 2016, el Servicio de acompañamiento a familias en alquiler social (Seafas). Este año 2020 se ha comenzado además, añadido como complemento,, un nuevo programa: Mejora de la economía doméstica para personas en riesgo de exclusión residencial. Este nuevo programa ha sido financiado por una partida del IRPF de la Generalitat Valenciana del ejercicio 2019, con el objetivo principal de continuar la línea de actuación mantenida por nuestra entidad, de favorecer la capacitación y facilitar el empoderamiento a las familias en situación de riesgo de exclusión residencial, en esta ocasión, respecto a la mejora de la economía doméstica. Participan en este programa, 36 familias.

Las familias que participan en Seafas, son personas que han llegado a alquiler social a través de procesos de dación en pago de sus viviendas, o regularización de ocupaciones, adjudicaciones a través de juzgados… Familias muchas de ellas que continúan en situación de vulnerabilidad, algo que, el estado actual de la situación sanitaria, se ha acrecentado en muchos casos. Las competencias personales con las que cuentan para hacer frente a esta situación ha resultado ser insuficiente (la última Encuesta de Competencias Financieras del Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores 2018, sitúa a España por debajo de la media de los países de la OCDE); así,  el 75,5% de la población reconoce que mejorar esta competencia supondría una ayuda a la hora de optimizar sus finanzas.

Desde el propio Plan de Educación Financiera 2018-2021 del Gobierno de España se señala que los medios puestos para atender esta necesidad son insuficientes. Asimismo, y en lo que respecta a las personas en riesgo o exclusión social, apenas hay programas que contemplen esta variable de la pobreza, y prácticamente son inexistentes los que tienen en cuenta los tres componentes del cambio de actitudes (cognitivo, conativo o conductual, y afectivo) aplicado a las actividades de la vida diaria y en el contexto del hogar.

Con este programa, se procura la transmisión de conocimientos y la realización de gestiones durante el año, para la gestión de deudas a la vez que la reducción de facturas de los gastos derivados de la cobertura de sus necesidades básicas.

Así, los objetivos principales del programa son: reducir los procesos judiciales iniciados por impago continuado de la renta mensual, garantizar la cobertura de las necesidades básicas a través de apoyos monetarios puntuales, desarrollo de actuaciones educativo-formativas en el contexto del hogar (que tendrán un impacto a corto, medio y largo plazo) y en cuarto lugar, permitir intensificar las actuaciones con familias del Servicio que presentan impagos de la renta de alquiler.

Estos objetivos se plantean para evitar consecuencias tales como no renovación del alquiler social o inicio de un procedimiento judicial que determine la nueva pérdida de su vivienda, imposibilidad de hacer frente al pago de necesidades básicas y vivir con el continuo dilema «Heat-Eat» (calefacción o alimentación), daños materiales y personales como consecuencia de accidentes domésticos producidos por «enganches» irregulares a los suministros eléctricos, agravamiento de enfermedades y aparición de problemas en el ámbito de la salud mental como consecuencia de situaciones estresantes (ansiedad y depresión, entre otras). Así, instaurar actitudes en esta línea permitirá que las personas aprendan a gestionar el presupuesto de su hogar, tomar decisiones adecuadas para un consumo responsable, promocionar el ahorro, prevenir nuevas situaciones de endeudamiento o que este sea mayor, el mal uso de productos financieros, etc. ayudándoles a mejorar su situación socioeconómica y previniendo la aparición de nuevas dificultades o estando mejor preparados para superarlas, si aparecen.

La metodología utilizada consiste en una primera selección de las familias, por parte del equipo de gestoras sociales. Tras proponer el programa a las mismas, y ser aceptado por ellas, se realiza un primer diagnóstico de la situación, para poder trabajar los contenidos en las acciones.

Como herramienta de base entregamos a cada familia un Manual, dividido en 3 Bloques de contenidos.

  1. ¿Qué es la Economía Doméstica?:
    1. Gastos fijos, variables y extraordinarios.
    1. Presupuesto y planificación familiar.
    1. Sobreendeudamiento:
  2. Financiación.
  3. Límites.
  4. Tipos de préstamos.
  5. Impagos.
  6. Comisiones.
  • Consumo y ahorro en el hogar:
    • Lectura de las facturas (potencia contratada, tipos y periodos de tarificación, etc.).
    • Electrodomésticos (pequeños electrodomésticos, equipos audios visuales e informáticos, etc.) y con-sumo energético.
    • El agua y sus diferentes formas de consumo.
    • Las energías renovables en el hogar (la luz y calor del sol, el aire).
    • Otros hábitos que favorecen el ahorro como el reciclaje.
  • Consumo y ahorro fuera del hogar:
    • La alimentación saludable y búsqueda de ofertas.
    • Ocio y tiempo libre.
    • Material escolar, vestuario y telefonía móvil.
    • El transporte.

Se realizan 7 sesiones con cada familia, en las propias viviendas de los y las participantes, a la que acude su gestora social de referencia, facilitando los contenidos y aprendizajes, con una perspectiva práctica y adaptada a las necesidades reales que cada una presenta.

Transversalmente, se valorará el apoyo económico a las familias que así lo precisen, abonando facturas de alquiler o suministros, hasta un total de 300€ por unidad familiar, a fin de apoyar la reducción de la deuda acumulada, promoviendo la corresponsabilidad en los pagos.

El Programa finalizará con una evaluación de satisfacción de los y las participantes, además de la valoración del aprendizaje obtenido, a través de cuestionarios de satisfacción y de adquisición de contenidos.

Ya cerca de finalizar el año, y el Programa, podemos asegurar que la experiencia está resultando altamente positiva. Las familias participan con mucho interés, pudiendo ver resultados favorables para ellos, que no solo afectan en una mejora de su economía (a través de reducción de gastos, por ejemplo), sino que estos mismos resultados son extrapolables a largo plazo, al haber podido adquirir los conocimientos necesarios para continuar estas acciones en un futuro, de manera independiente.

Natalia Araujo

Coordinadora territorial SEAFAS

INFORMACIÓN Servicio de duchas y lavandería externa en el cai de alicante

A partir del día 25 de junio y hasta nuevo aviso se recupera la normalidad del horario de atención a los servicios de duchas y lavandería externa en el Centro de Acogida e Inserción para Personas Sin Hogar de Alicante.

El acceso al servicio de duchas para personas no residentes es de lunes a domingo de 8:45 a 9:45 (último acceso a las 9:30). El aforo máximo permitido en cada uno de los módulos de duchas es de 6 personas simultáneas.

Estamos a la espera de la implantación de las medidas de seguridad requeridas para la apertura de los servicios de consigna y ropero.

Si bien la consigna permanece cerrada, igual que se ha realizado durante el tiempo del confinamiento cualquier persona usuaria puede retirar los enseres depositados siempre y cuando se trate de bultos o maletas completos.

Comunicado de «Hogar sí» y «provivienda ante el cierre del proyecto de housing-first

Desde Provivienda y Hogar Sí manifestamos nuestra preocupación por el cierre del proyecto “Housing First” en Alicante por parte del Ayuntamiento, con la posibilidad de dejar a 7 personas en la calle sin alternativa habitacional.

Este cierre se deriva de la falta de compromiso de la administración competente con la financiación del proyecto, cuya responsabilidad recae en el municipio tras lo acordado en diversos convenios en formalizados en 2017 y 2018.

Durante la vigencia del convenio, ambas entidades hemos justificado puntualmente tal y como era nuestra obligación las cantidades percibidas y los servicios prestados, recibiendo el visto bueno del personal técnico de la concejalía competente. Sin embargo, en 2018 la intervención municipal quien mostró un reparo en una única cuestión que corresponde a una pequeña parte del gasto justificado, y paralizó el proceso. Durante todo este tiempo que comprende dos anualidades, hemos intentado por todos los medios mantener reuniones con los responsables municipales y que nos indicaran el procedimiento adecuado para restituir aquellas cantidades que la intervención entendiera que no estaban debidamente justificadas, a pesar de que, reiteramos, el personal de la concejalía consideraba que sí estaban bien justificadas, como demuestran las diferentes comunicaciones llevadas a cabo.

Actualmente, no se nos ha indicado el procedimiento para hacerlo, y tampoco se nos ha solicitado la devolución de esa cantidad, práctica común en los procedimientos de justificación de subvenciones.

Ambas entidades, llevamos esperando desde noviembre de 2019 que el Alcalde nos conceda una cita para tratar de encontrar una solución a este asunto que parece fruto de la descoordinación de distintos servicios municipales. Durante los años 2018 y 2019 las actividades relacionadas con el convenio se siguieron realizando bajo la supervisión de la concejalía competente.

En este tiempo nuestras organizaciones han sostenido por completo este programa, cumpliendo con las obligaciones contenidas en el convenio, tanto con los arrendadores de las viviendas como con los destinatarios del programa. Esto ha supuesto unos gastos que por el momento hemos sufragado mediante fondos propios las organizaciones, mientras
de buena fe buscábamos una solución con el Ayuntamiento de Alicante.

La alternativa, era haber cerrado el programa y abandonado de manera unilateral a personas que son extremadamente vulnerables que han estado en una situación de calle 3 o más años y presentan algún tipo de enfermedad mental, adicción o discapacidad y que gracias al
programa se encontraban reconstruyendo su proyecto de vida.

Actualmente, estamos trabajado con los servicios sociales municipales para que la transición tenga el menor efecto negativo posible para los derechos de las personas destinatarias del programa y para el proceso de recuperación de su proyecto vital, que con esta decisión del Ayuntamiento de Alicante sufren un duro revés.

Sin embargo, ambas entidad hemos acudido a la justicia para que el Ayuntamiento de Alicante satisfaga las cantidades que consideramos que se nos adeudan por lo conveniado entre las partes.