Buenas prácticas: Cinco proyectos españoles contra la exclusión residencial llegan al Parlamento Europeo

Fuente: La Vanguardia

Más de cinco mil personas en España, afectadas por el sinhogarismo, pasarán las fiestas navideñas al raso. Un problema en aumento que se extiende por la mayor parte de los países de la Unión Europea (UE), tal como afirman las principales entidades de carácter europeo de lucha contra la exclusión residencial y la pobreza. Concretamente, el 23,5% de los habitantes de la UE -118 millones, aproximadamente- viven en situación de exclusión, según el último informe Condiciones de Vida en Europa publicado en Eurostat el año pasado. PUBLICIDAD

Los expertos coinciden en que si bien “no hay soluciones mágicas” que puedan acabar con esta lacra social, todas las propuestas para abordarla son bienvenidas. Con esta filosofía, este mes de diciembre la Federación Europea de Organizaciones Nacionales que trabajan con personas sin hogar (FEANTSA) y la federación de vivienda pública, cooperativa y social Housing Europe han presentado en el Parlamento Europeo una publicación que reúne una serie de medidas punteras para abordar la exclusión residencial y combatir el sinhogarismo. (Leer noticia completa)

La película ‘Sin Techo’ refleja el drama de vivir en la calle

Joan es un hombre de mediana edad que vive en las calles de Barcelona acompañado de su perro, el alcohol y la soledad. Hace a mano figuritas de alambre que vende para obtener algunas monedas y deambula por la ciudad sin más propósito que llegar vivo al día siguiente.

Este es el argumento de ‘Sin Techo‘, una película protagonizada por una persona que durante años supo lo que era vivir en la calle, Enric Molina, y que pretende dar visibilidad a las personas sin hogar.

Tras el éxito obtenido la semana pasada en Barcelona, este fin de semana llega también a Madrid y Gijón, con debates y charlas en los que participan Molina y los directores del film, Xesc Cabot y Pep Garrido. (leer noticia completa)

En memoria de N.M.

Las fiestas de Navidad, traen, a quienes estamos próximos a la exclusión residencial, algunas noticias esperanzadoras y otras amargas.

Hoy nos hacemos eco de una especialmente dura: el fallecimiento de una mujer calcinada que pernoctaba en el monte Tossal. No es un dato, era una mujer real, de treinta y cinco años a la que veníamos atendiendo desde algunas entidades de la Red.

La edad de esta mujer, la dureza de las condiciones en las que vivió y las circunstancias de su muerte, nos golpean y ponen de manifiesto las facetas más atroces del sinhogarismo.

Identificada la mujer el proceso policial sigue su curso para averiguar lo ocurrido y poner el tema en manos de la justicia.

Más allá de los procesos judiciales que procedan, en el ámbito de la intervención social no podemos menos que lamentar la falta de recursos adecuados para garantizar que nadie acabe viviendo y muriendo en la calle.

Desde la tristeza por esta muerte y el respeto por su memoria…

Red atención personas sin hogar Alicante